5 consejos para prevenir la diabetes en niños y adolescentes

En la actualidad la diabetes es la segunda enfermedad crónica más común en el mundo, y afecta tanto a niños como adultos. Los factores que influyen a causar esta enfermedad son muy diversos, y van desde lo genético a los hábitos alimenticios mal cuidados.

En este segundo aspecto resulta imprescindible saber cómo bajar los niveles de azúcar, y en Nutrición Sin Más tienen un método muy eficaz, que además está avalado científicamente, así que pruébalo.

Anteriormente la diabetes tipo 1 era la que más afectaba a niños y adolescentes, por lo que se le conocía como la diabetes juvenil; el principal síntoma de esta es que evita que el páncreas controle eficazmente los niveles de azúcar.

La diabetes de tipo 2, que anteriormente se calificaba como la de adultos, ahora está afectando a cada vez más niños y jóvenes debido a los altos niveles de obesidad infantil. Si bien es cierto que en ambos casos el factor hereditario juega un papel importante, también resulta pertinente conocer que un mal estilo de vida también incide sobre la aparición de esta enfermedad.

Teniendo en cuenta que esta patología preocupa realmente a los padres, sobre todo a aquellos que la padecen y temen que sus hijos la desarrollen, en este artículo les presentamos una serie de consejos que los ayudarán a prevenir la diabetes de tipo 2 en los niños y adolescentes.

  1. Eliminar el consumo de bebidas azucaradas: A nivel global se considera que el alto consumo de este tipo de bebidas por parte de los niños es la principal causa de la tercera parte de los nuevos casos de diabetes tipo 2. Esto se debe a que aumenta de forma considerable los niveles de azucares en el corriente sanguíneo. Teniendo esto en cuenta resulta imperante comenzar a actuar y prohibir el consumo de estas bebidas.

Si bien puedes considerar que es un acto difícil, sobre todo si tu hijo está acostumbrado a ingerir esos productos, la mejor forma para lograr eliminarlo de su vida es hablándole con hechos. Coméntale la cantidad de azúcar que esas bebidas tienen acumuladas, y como ellas pueden afectar considerablemente tu salud.

  1. Evita el consumo de cereales artificiales: Este tipo de “alimentos” está muy presente en la vida de los infantes hoy en día, y sin dudas es uno de los principales componentes de sus desayunos. La verdad sobre estos productos es que contienen grandes cantidades de azúcar refinada, la cual contribuye a crear un desequilibrio en la cantidad de insulina en la sangre.

Toda esta nueva aparición de insulina hace que el páncreas se esfuerce de más para poder quemarlas y convertirlas en glucosa que servirá para darle energía al cuerpo. Hasta ahí no parece tan grave, pero la verdad es que cuanta más insulina haya, el páncreas no podrá controlarla toda y por lo tanto comenzara a crear una resistencia hacía ella, lo que generará la diabetes.

  1. Implementa más fibra en sus alimentos: Puede que sea cierto que ahora en el mercado resulta muy difícil dar con productos que sean integrales y conserven sus cantidades de fibras intactas, pero resulta conveniente tratar de dar con ellos. En un mundo donde las harinas refinadas están por doquier, es un verdadero reto dar a los niños alimentos ricos en fibra, pero si te las ingenias puedes hacerlo. La fibra vegetal ayuda a regular los niveles de insulina en el torrente sanguíneo, así que es una aliada ideal en la lucha contra la aparición de diabetes tipo 2.
  2. Amamanta a tus niños: Se ha comprobado que la lactancia materna prolongada tiene efectos positivos en la salud de los infantes. Entre esos efectos podemos encontrar que provee ciertos nutrientes que ayudan a prevenir la obesidad infantil y por lo tanto la diabetes de tipo 2. La leche materna se adapta a las necesidades alimenticias de los infantes según estas van cambiando, por eso cuando ya pasan el año de edad contiene más grasas y azucares naturales y esenciales para su nutrición.
  3. Fomenta el ejercicio físico: La buena alimentación juega un papel fundamental en la prevención de la diabetes tipo 2 en los niños y adolescentes, pero también lo hace el ejercicio físico. Llevar una vida sedentaria puede ser tan perjudicial para un infante como para un adulto, incluso peor porque no les permite desarrollarse adecuadamente. El ejercicio constante ayudará a tus retoños a quemar de forma más eficiente la glucosa producida por el páncreas, lo que vitará que este cree una resistencia que conlleve a la diabetes.

En el caso de que renunciar al azúcar sea algo muy drástico de implementar en la dieta de tus hijos, prueba con estos edulcorantes naturales para sustituirlos y mantener a tus niños siempre sanos.

Aqui se brinda informacion de interes para las personas que desean mejorar los niveles de azucar en la sangre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *